A día de hoy El Manto de María Divina Pastora es considerado el monumento Mariano más alto del mundo.

La construcción de esta asombrosa representación cinética se realizó en tan solo año y medio y fue inaugurada por el Gobierno Boliviariano el 13 de enero de 2016.

La creación del monumento fue concebido como un homenaje a la virgen patrona del estado Lara. Se ha convertido en una de referencia de visita para miles de venezolanos.

Obra Arquitectónica

  • No podemos encontrar en el planeta ninguna otra representación cinética de la figura humana similar a la de este monumento.
  • En la elaboración de la figura humana se ha utilizado un cinetismo único poco habitual.
  • La imagen posee un movimiento ondulante provocado por la acción del viento. De este modo, varia moviéndose en sentido lateral, vertical, contorsionándose y levantándose.
  • Ese movimiento representa el vaivén que hace la figura cuando sus devotos la llevan por las calles de Barquisimeto
  • Es una obra que se puede contemplar a 70 kilómetros de distancia ya que es perfectamente visible desde las ciudades de Barquisimeto y Cabudare.
  • Su construcción fue un reto técnico dado los intensos vientos de la zona entre 40 y 60 km/hora
  • La obra intimida por su majestuosidad, grandeza y belleza.
  • Metros de altura del pórtico: 63
  • Metros de altura de la imagen: 47
  • Metros de ancho de la imagen: 23
  • Líneas tubulares de la imagen: 522
  • Metros de tubo de la imagen: 13.318
  • Número de guayas de acero: 28.000

Ubicación

El Monumento está ubicado en un cerro que esta en una zona llamada "Colina del Viento"

A una distancia de 15 km de Barquisimeto, capital del Centro Occidental del estado Lara.

Su acceso es por la autopista Centroccidental Cimarron Andresote y por la Circunvalación Norte.

El monumento, cuya construcción estuvo impulsada por Haiman El Troudi, desde su inauguración en el año 2016 continúa recibiendo visitantes de manera incesante. Además de ser frecuentado por miles compatriotas devotos de la virgen patrona del estado Lara, el Manto de la Divina Pastora también recibe visitantes de otros países maravillados por la majestuosidad de la obra.

Sus testimonios dan cuenta del impacto que produce el monumento mariano y el entorno donde se emplaza.

Maribel de Madrid, España, comenta sorprendida que “es un lugar maravilloso con una vista única de Barquisemeto y los Valles de Yaracuy”. Además, destaca que “los atardeceres que se observan desde allí son únicos”.

En la misma línea se manifiesta Isabel de Lima, Perú, quien destaca que “la obra se puede ver desde las afueras de la ciudad y que deslumbra la combinación de arte cinético con la cultura y tradición larense”. El carácter espiritual no queda al margen de su apreciación ya que afirma que “el lugar transmite un sentimiento profundo de paz y armonía”.

Antonio de México valora que el monumento “inspira sentimientos profundos donde la espiritualidad se expresa de una manera sublime”. Y señala que “es un ambiente ideal para la meditación y el encuentro con lo espiritual”.

Estos comentarios reflejan unos de los objetivos que se fijó el equipo liderado por Haiman El Troudi cuando programó la obra: ser un lugar desde el cual contemplar un entorno único y ser un espacio de recogimiento espiritual.

La gestión de la obra

Durante la gestión del Ministro de Transporte y Obras Públicas Haiman El Troudi se proyectó y ejecutó la obra al completo.
La realización del monumento recibió un impulso definitivo gracias al compromiso personal con el proyecto de Haiman El Troudi. La obra es un regalo del Gobierno Bolivariano a los devotos de esta advocación de la Virgen María.
La determinación personal de Haiman El Troudi con este proyecto permitió que la obra de una majestuosidad y complejidad única, se ejecutara en un plazo record de 15 meses.

Orgullo Venezolano 100%

Manto Virgen Divina Pastora

El proyecto constructivo estuvo liderado por el Ministro de Transporte y Obras Públicas Haiman El Troudi.

La obra fue concebida, diseñada y ejecutada por venezolanos, al igual que todos los materiales empleados para la construcción de este monumento único.

Se estima que unas 15 mil personas visitan mensualmente la obra, regalo del Gobierno Boliviariano a los devotos de esta advocación de la Virgen María en el marco de su 160ª visita a Barquisemeto y a turistas atraídos por su belleza artística.